Consulta europea sobre economía de datos ¡Participa!

03/04/2017
Autor:

aes

Compártelo:

Los datos son un recurso esencial para muchas empresas, para la innovación y para el crecimiento económico. Ser capaces de interpretar datos nos ayuda a crear nuevos productos y servicios, tomar mejores decisiones y hacer que la sociedad avance.

Con estas premisas, la Unión Europea nos presenta una consulta pública para que demos nuestra opinión sobre cómo podemos explotar estos datos sin poner en riesgo los derechos y libertades de los ciudadanos

El cuestionario tiene 4 partes diferenciadas y se pueden contestar independientemente:

  • Localización de los datos para almacenamiento o procesamiento.
  • Acceso y reutilización de datos no personales
  • Responsabilidad.
  • Portabilidad, interoperabilidad y estándares en los datos no personales.

También desde el comienzo de la consulta nos dejan claro los temas que más les preocupan y sobre los que quieren saber nuestra opinión:

  • si las restricciones locales o nacionales de localización de datos inhiben la libre circulación de
    los datos en Europa, y de qué manera;
  • si existe comercio e intercambio de los datos digitales de carácter no personal generados por
    máquinas, y en qué medida;
  • la naturaleza y magnitud de los eventuales obstáculos para acceder a estos datos;
    las formas de combatir dichos obstáculos;
  • los nuevos retos en materia de responsabilidad relacionados con la Internet de las cosas (IoT)
    y la robótica;
  • las prácticas y los problemas relacionados con la portabilidad de los datos, la
    interoperabilidad y las normas.

Vamos a desgranar las distintas partes de la consulta. Si alguna de ellas te afecta específicamente y nos quieres contar tu caso y tu opinión, por favor no dudes en escribirnos.

1. Localización de los datos para su almacenamiento o procesamiento.

(pag 10 a 21)

Esta parte pretende conocer las restricciones de localización de datos en la Unión Europea y saber si hay motivos justificados para estas restricciones y qué repercusiones tienen.  También busca averiguar en qué medida las empresas almacenan o procesan datos en varias localizaciones geográficas dentro de la UE y porqué lo hacen.
La Comisión también desea conocer la opinión de pymes y empresas emergentes sobre qué repercusiones tendría la supresión de las restricciones de localización de datos dentro de la UE.

Pregunta a las empresas si conoce y si le afectan disposiciones legislativas, normas administrativas o directrices  que exijan almacenar o procesar datos en su país, o en otros países de la UE. También pregunta si estas normas con claras o si generan incertidumbre.

La última parte intenta cuantificar las repercusiones y costes de las restricciones al tráfico de datos y qué beneficios aportaría la supresión de las restricciones de localización por parte de la UE.

2. Acceso a datos no personales y su reutilización.

(pag 21 a 36)

Esta parte intenta saber cómo las empresas acceden a los datos no personales y comercial con ellos, y qué obstáculos perciben para ello. Se analizan tres puntos: el acceso a los datos, su posesión y suministro y las posibles soluciones.

Respecto al acceso, se pregunta a las empresas de nueva creación si pueden acceder a los datos que buscan para su negocio, a través de que medios lo hacen y si es necesario revisar o adoptar legislación en apoyo de la economía de los datos europea, por ejemplo el derecho de la competencia actual y sus mecanismos de aplicación.

La parte de posesión y suministro pregunta sobre los  datos brutos, sobre todo aquellos conseguidos por sensores integrados en máquinas, herramientas o dispositivos y que se encuentran en situación de compartirlos. Habla sobre las licencias y sobre si se protege suficiente a aquellos que invierten para recoger estos datos, así como de la valoración estos datos.

En cuanto a las posibles soluciones, la consulta hace tres preguntas principales:

  • qué objetivos debe tener un futuro marco de la UE sobre el acceso a los datos
  • si sería correcto obligar a conceder licencias para la utilización de los datos (no personales) que están en posesión de las empresas al sector público y la investigación científica.
  • potenciales medidas para contribuir a que un mayor número de datos en posesión de una entidad comercial quedaran disponibles para su reutilización por otra entidad comercial: ¿cuál haría que quedaran más datos disponibles?,¿qué repercusión tendrían para la competencia y la innovación?

3. Responsabilidad.

(pag 36 a 45)

El Internet de las cosas (IoT) supone nuevos y diversos riesgos y responsabilidades. Se busca recoger testimonios que permitan adecuar la Directiva 85/374/CEE sobre la responsabilidad por los daños causados por productos defectuosos.

Las preguntas van dirigidas tanto a productores/proveedores/fabricantes como a usuarios finales y hablan de responsabilidades extracontractuales de productos y servicios de IoT y robótica y posibles opciones y caminos a seguir. Se propone un enfoque de gestión de riesgos y se habla de quién debería asumir la responsabilidad en el caso de los daños causados por los defectos o el mal funcionamiento de un dispositivo inteligente, cómo debería ser esta responsabilidad, si debería haber un ciberseguro obligatorio etc. Una batería de preguntas muy interesante tanto para los que fabriquéis este tipo de dispositivos como para los que los utilicéis para dar servicio a vuestros clientes. 

4. Portabilidad de los datos no personales, interoperabilidad y normas.

(pag 45 a 51)

Este punto de divide en dos partes,portabilidad e interoperabilidad y normas. Aquí surge uno de los conceptos más interesantes: la portabilidad de datos, incluido en el artículo 20 de la nueva Normativa General de Protección de Datos.

La primera parte busca explorar las situaciones comerciales en que la portabilidad de los datos no personales puede desbloquear oportunidades o eliminar obstáculos en la economía de los datos, así como los efectos de dichas condiciones en todos los implicados: usuarios, empresas, modelos de negocio, etc.  Se habla de servicios en la nube, de datos generados por máquinas, herramientas o dispositivos equipados con sensores y también de plataformas en línea.

La segunda parte habla de interoperabilidad y normas, de cuál es la mejor manera de prestar apoyo técnico a la
portabilidad de los datos y al acceso a los datos y cuáles deberían ser introducidas en posibles normativas.

Para finalizar se nos ofrece enviar una contribución suplementaria: por ejemplo un documento de toma de posición.

Participa en la consulta

Estas consultas son uno de los instrumentos más importantes para hacer oír nuestra voz en Europa. Os animamos a participar en la consulta antes del 26 de abril, aunque sólo sea en la parte que consideréis más importante y trascendental para vuestro negocio.  Si tienes cualquier duda o si prefieres