Los problemas de la directiva europea de copyright

10/03/2017
Autor:

aes

Compártelo:

El pasado lunes 6 de febrero tuvo lugar un workshop sobre la ley de copyright y sus implicaciones para las startups que organizamos junto con Startups y Allied For Startup. Reunimos a un grupo de emprendedores y miembros del ecosistema para descubrir y debatir las posibles amenazas de la directiva para los modelos actuales y para el futuro de la innovación y las startups.

Es complicado entender (y sobre todo seguir) el proceso legislativo europeo, pero es clave que nos impliquemos para hacer que la voz de las startups se oiga y que sean atendidas las necesidades de las empresas innovadoras.  Nosotros estamos haciendo el esfuerzo, pero nos gustaría recordar que estamos viviendo un cambio histórico y estos cambios son exponenciales. Es difícil regular con ciclos de desarrollo de leyes que tardan más de 10 años, como los de la Unión Europea.

De aprobarse la directiva como ha sido propuesta, las normas afectarían a cómo se está utilizando internet y a multitud de modelos de negocio que utilizan fragmentos y enlaces a contenido o tecnologías de minería de datos.  Creemos que  esta discusión es muy importante, ya que no sólo afecta a las empresas actuales, si no a la posibilidad de que se innove en el futuro.

 

Ya os contamos en el anterior post los puntos que nos parecen más preocupantes, pero durante la conversación salieron nuevas implicaciones para las startups:

Contenido generado por el usuario

Según la redacción actual de la ley, las plataformas son responsables de los derechos de autor de todo lo que se suba a la red y deben garantizar por métodos tecnológicos que ese contenido se revisa antes de ser público en la plataforma y en el caso de ser necesario, se firman contratos de cesión de derechos. Hasta ahora, para garantizar los derechos de copyright la ley de ecommerce hacía responsable a las plataformas de retirar cuanto antes cualquier contenido que sea denunciado por infringir los derechos de autor.

Las startups presentes comentaron dos grandes riesgos en esta exigencia: las empresas permitirán cada vez menos contenido generado por usuarios y las pequeñas empresas no conseguirán desarrollar estas tecnologías: teniendo en cuenta que gigantes como YouTube llevan tiempo intentando desarrollar este tipo de tecnología y que aún así sólo le funciona el 60% de las veces, no parece muy posible que nuevas empresas (potenciales futuros YouTube, Twitter, etc.) puedan hacerlo.

Un problema adicional es que mientras estas legislaciones se discuten, se crea un clima de incertidumbre que afecta a las startups que trabajan con contenido generado por usuarios y sobre todo a su posibilidad de conseguir financiación.

Minería de texto y de datos

El entorno digital ofrece oportunidades sin precedente para generar y analizar todo tipo de datos y esto genera innumerables oportunidades de negocio.  Hasta ahora, no quedaba claro qué pasaba en el caso de que estos datos tengan derechos de autor. Por esto, la directiva propuesta incluye una excepción, considerándose que se debe permitir este tratamiento de los datos a las máquinas dentro de la investigación académica.

Esto pone en suspenso la posibilidad de tratar estos datos para uso comercial, y puede crear situaciones perjudiciales para la economía europea, como puede ser investigaciones europeas que se conviertan en proyectos comerciales en otro país.

Lo que pedimos es que se contemple en esta excepción también el uso comercial o al menos el uso comercial innovador: beneficiará a los emprendedores, a la economía europea y a la sociedad en general.

Neighboring rights o derechos conexos

En la propuesta de directiva de copyright la Comisión Europea incluye derechos para los medios de comunicación que cubre el uso digital de sus publicaciones “para asegurar la calidad del periodismo y el acceso de los ciudadanos a la información”.

En España ya tenemos experiencia con la aplicación de este principio, el conocido como Canon AEDE, también conocido como tasa Google. Precisamente entre los asistentes al debate se encontraba Meneame, agregador de noticias que podría tener que desaparecer si el cobro de este canon se efectúa. Sin embargo, no pasaría lo mismo con Google News (que dejó España ante la amenaza) y otras grandes plataformas que en teoría son contra las que se quieren defender los medios de comunicación.

Aquí tenéis un vídeo que resume lo que pasó, nuestra posición y el resto de worshops que se han celebrado en Europa:

#Copyright4Startups from Allied for Startups on Vimeo.

Tras el worshop, tuvimos un rato en el que pudimos seguir hablando de éste y otros temas que preocupan a las startups tanto en España como en Europa. Contamos con la presencia de Pablo Casado, del Partido Popular, que se unió al debate y escucho interesado los retos y demandas de este grupo de emprendedores españoles, entre los que se encontraba Jorge Schnura de source{d} (¡muchas gracias por acogernos en vuestras oficinas), Alex Artacho de Spotahome entre otros.